Cabecera blog ciberseguridad

Cómo exprimir Internet al máximo mediante el WiFi Planning

Trabajar con un modelo de WiFi Planning adecuado ahorra muchos problemas a las empresas

Gracias a herramientas como el WiFi Planning, sacarle el máximo partido a la red está al alcance de cualquier organización

El WiFi sostiene al mundo. En pocas décadas, esta tecnología ha revolucionado por completo la manera de comunicarse, trabajar y, en definitiva, vivir. Ahora todo reside en Internet y en la nube. En consecuencia, el más mínimo incidente en el WiFi puede acarrear consecuencias catastróficas para las compañías. Aun así, muy pocas comprenden su funcionamiento. Muchas de ellas desperdician su potencial, incurriendo en gastos innecesarios al contratar más potencia. Una buena gestión del WiFi Planning aprovecha al máximo el Internet disponible y ayuda a evitar estos costes.

Hay una serie de pasos que se deben seguir a la hora de realizar la instalación de una red WiFi. El primero de ellos consiste en la definición de las ubicaciones de los diferentes puntos de acceso, aunque al principio sea de manera aproximada. A esta etapa se la conoce como WiFi Planning. En esta parte del proceso se establecen los elementos y las condiciones del área en la cual se va a desplegar la infraestructura.

Antes de instalar el WiFi, existen un conjunto de factores a tener en cuenta. Tanto la localización de los puntos de acceso como los materiales empleados en la construcción ejercen una gran influencia sobre la cobertura. No hay que dejar nada al azar, pues hasta el más mínimo detalle afecta a la recepción de la señal. Para potenciarla, hay comportamientos que se deben esquivar. El diseño de los espacios con obstáculos o el uso de materiales que bloquean o debilitan las ondas son algunos de los grandes enemigos a combatir.

Debido a estas razones, la tarea de planificación de la infraestructura LAN inalámbrica es indispensable. Este esfuerzo previo resulta de gran ayuda para determinar la cantidad de puntos de acceso necesarios para cubrir toda el área y asegurar el buen funcionamiento del WiFi. De esta forma, se reducen los costes derivados de adquirir más puntos de acceso de los realmente imprescindibles. También sirve de guía para definir la ubicación de cada uno, pues con una colocación adecuada se evita que la señal sufra atenuaciones por el camino.

Encontrar la ubicación adecuada para los puntos de acceso

A pesar de que parezca un aspecto banal, el emplazamiento del router y los puntos de acceso juega un papel muy relevante. Si las ondas WiFi encuentran obstáculos en su camino se reduce su intensidad, y llegarán a los dispositivos con menor fuerza. En consecuencia, la velocidad de carga se verá gravemente afectada.

Asimismo, es importante tener precaución con todos los aparatos que emiten frecuencias, ya que interfieren en la señal y contribuyen a restarle potencia. Para facilitar que las ondas no pierdan fuerza en su trayecto, es aconsejable ubicar los puntos de acceso en lugares elevados, huyendo de las zonas más recónditas.

El WiFi Planning es el momento oportuno para reflexionar y decidir desde qué lugares se van a realizar las conexiones en el futuro. Una vez están definidas, se deben situar los puntos de acceso lo más cerca posible. De esta forma, los equipos recibirán la señal con mayor intensidad.

Pero la localización de los puntos de acceso no es la única cuestión relevante en el WiFi Planning. Es fundamental determinar el número de dispositivos. ¿Cuántos son necesarios para cubrir toda el área de manera eficiente? El verdadero reto consiste en garantizar la cobertura en todos los rincones con la mínima cantidad de puntos de acceso.

La solución Acrylic Wifi Heatmaps es especialmente útil para llevar a cabo operaciones de Wifi Planning

 

Por suerte, las herramientas de WiFi Planning simplifican y agilizan esta tarea. Calcular esto sin la ayuda de la tecnología resultaría muy complicado, y los resultados no serían fiables. Pero gracias a estos programas, el cálculo se realiza de forma automática. De este modo, los instaladores centran sus esfuerzos en la validación del resultado y el despliegue de la infraestructura.

Herramientas de WiFi Planning

Durante la realización del WiFi Planning es fundamental identificar de qué materiales están compuestas las instalaciones. Una vez están esclarecidos, es la hora de dibujar. La representación de las paredes en el mapa debe llevarse a cabo de la forma más realista posible, con especial atención a su grosor. Los programas de simulación permiten diferenciar entre materiales como el hormigón, cemento, ladrillo, yeso, madera, metal, cristal, vidrio, aglomerado, contrachapado… También ofrecen la opción de indicar la localización de las puertas y ventanas.

Cuando ya se ha diseñado la réplica del espacio en los programas de Wall Editor, es el turno de la ubicación de los puntos de acceso en el mapa. Para ello, se utilizan las aplicaciones de Access Point Editor. Sin embargo, la mera colocación no es suficiente, sino que se debe orientar la dirección de emisión de sus antenas. Además, es necesario definir el canal, frecuencia y el SSID de la red en cuestión.

Existen herramientas de WiFi Planning muy versátiles que permiten incluir los puntos de acceso de cualquier fabricante. Tan solo hay que señalar su potencia y la configuración de la antena, que aparecen detalladas en las características del producto. A continuación, se debe decidir si la antena será omnidireccional, direccional, estándar o plana. Por último, hay que indicar si la banda es de 2.4 o 5 GHz.

Cuando están definidos todos estos parámetros ya se puede realizar la primera visualización del mapa de calor WiFi. Este indicador resulta de gran ayuda para comprobar la cobertura de la red, su comportamiento y las zonas donde comienza a perder intensidad. Toda esta información la muestran las herramientas de Heatmap en el mapa de forma teórica, pero con un grado de fiabilidad muy elevado.

La experiencia de los técnicos de WiFi los sitúa como verdaderos expertos para definir la ubicación de los puntos de acceso. Ellos pueden verificar mejor que nadie que, efectivamente, el lugar elegido es el idóneo para maximizar la cobertura. Para ello, se sirven de los planos, en los que calculan los metros de separación necesarios entre cada uno de los puntos de acceso para cubrir de forma eficiente todo el espacio. Estos mapas ofrecen una aproximación muy realista de cómo será la futura instalación.

El uso del Wall Editor, el Access Point Editor y los Heatmaps brindan la posibilidad de modelar el espacio según las necesidades de los técnicos y las empresas. Poder jugar con la localización de los puntos de acceso es la mejor forma de asegurar que se encuentra el lugar adecuado para instalarlos. Gracias al avance tecnológico, estas representaciones son cada vez más detalladas, con el fin de evitar futuros problemas causados por una falta de planificación.

Realizar con criterio los trabajos de Wifi Planning es clave para obtener ahorros de costes

Las auditorías WiFi, claves para la seguridad

Estas herramientas de WiFi Planning resultan sumamente útiles a la hora de realizar una auditoría de seguridad WiFi. Dicho servicio estudia la red con el objetivo de maximizar la cobertura de la señal y evaluar sus medidas de seguridad frente a posibles ciberataques, diagnosticando las vulnerabilidades del sistema. Es también relevante destacar que las empresas sujetas a la protección de datos de clientes (como por ejemplo en entornos ecommerce) necesitan auditar por requerimiento normativo la configuración de los puntos de acceso de una red WiFi.

Para llevar esto a cabo, los especialistas realizan un análisis profundo de la red y comprueban su intensidad en todos los puntos. Esto permite identificar aquellas zonas donde no hay buena conexión, los problemas de seguridad y facilita la detección de las interferencias que debilitan la señal.

El pentesting cobra una gran relevancia en este ámbito. Esta práctica consiste en el lanzamiento de ataques simulados por parte de los expertos a la red, orientados a hallar sus puntos más débiles. Una vez la organización conoce las posibles puertas de entrada para los atacantes, podrá tomar medidas para reforzar la seguridad y prevenir los robos de información. Esto forma parte de la disciplina conocida como hacking ético. En lugar de aprovechar el potencial de las herramientas de hacking para fines fraudulentos, estas se ponen al servicio de las compañías, para así protegerlas de ciberataques.

La identificación de estas brechas de ciberseguridad resulta de gran ayuda a la hora de realizar las auditorías PCI DSS (Payment Card Industry Data Security Standard). Este estándar persigue la protección de los pagos con tarjeta, que contienen información muy sensible, pero muy codiciada por los atacantes.

Poner en riesgo los datos bancarios de los clientes puede ser catastrófico para cualquier organización. Para evitar esta clase de incidentes, la red WiFi debe contar con las medidas de protección más avanzadas. La instalación de aplicaciones que detectan comportamientos anómalos o sospechosos, y los bloquean y reportan si resultan ser una amenaza, es un primer paso. Revisar su buen funcionamiento de manera periódica es esencial para prevenir estos riesgos.

El WiFi tiene que cumplir una serie de parámetros para asegurar la confidencialidad de la información que procesa. La encriptación y el cifrado de datos es ya un estándar. Además, la red no debe ser pública.

Hay que protegerla de los intrusos mediante la implantación de contraseñas seguras.

Los mapas de calor de Acrylic Wi-Fi

La herramienta Acrylic Wi-Fi Heatmaps es una de las soluciones más eficaces del mercado, pues no precisa de hardware especializado. Este programa solo necesita un ordenador para realizar el análisis del WiFi. A través de este dispositivo se importan los planos y se pueden examinar las instalaciones. Además, permite visualizar el estado de la red y proporciona informes exhaustivos que orientan la toma de decisiones. La detección de problemas en la red nunca ha sido tan simple.

El funcionamiento de esta herramienta de WiFi Planning es muy sencillo. La aplicación se basa en la definición de las localizaciones para asociar el plano correspondiente a cada planta, edificio, e incluso al perímetro. Es un aliado solvente en todo tipo de espacios. Posibilita el uso de planos en interiores, a pesar de que no haya disponible una cobertura GPS. Por otro lado, su eficacia en exteriores es excelente, ya que cubre extensiones de terreno muy amplias.

Su sistema de medición WiFi captura el tráfico y recoge la información de los dispositivos que utilizan la red, como el nivel de señal de cada uno. Con estos datos, el programa diseña un mapa de cobertura de cada uno de los puntos de acceso, incluyendo todo tipo de detalles. Asimismo, es capaz de generar de manera automática informes, que pueden ser editados posteriormente por los expertos. En definitiva, no solo diagnostica el estado actual de la red, sino que su alto grado de inteligencia le permite establecer recomendaciones para optimizarla.

Con Acrylic Wi-Fi Heatmaps es posible diseñar y planificar instalaciones WiFi desde cero gracias a su simulador predictivo, muy sencillo de utilizar. Esta herramienta calcula la cantidad exacta de puntos de acceso necesarios e identifica el sitio idóneo para instalarlos.

Por otro lado, su servicio de site survey analiza las infraestructuras existentes, llevando a cabo estudios automáticos para determinar la calidad de la señal y la cobertura. Estos datos los muestra a través de los 14 tipos de mapas de calor que es capaz de generar, entre ellos, uno en formato 3D. Toda la información que la compañía desea visualizar, como el espectro radioeléctrico, el solapamiento de señal o la densidad de los dispositivos, está al alcance de su mano.

Esta herramienta cuenta también con un servicio de WiFi Quality. Un programa que define el rendimiento necesario para el buen funcionamiento de la red y comprueba si se cumple. Aparte de emitir una valoración global, sirve para reducir los esfuerzos requeridos por parte de los profesionales.

La generación de informes es, sin duda, uno de sus puntos fuertes. Estos pueden visualizarse en tres niveles de detalle, diferenciados según su profundidad y complejidad: el informe ejecutivo, el técnico y el completo. Además, la exportación en formato KMZ y el guardado de las mediciones en RAW maximiza su compatibilidad con las aplicaciones externas. Acrylic Wi-Fi Heatmaps pone a disposición de las empresas todas las facilidades existentes.

Resultaría injusto definir una disciplina tan compleja como el WiFi Planning como la mera colocación de los puntos de acceso en un mapa. Gracias a estas prácticas, las compañías no solo ahorran costes e incrementan la potencia de su señal. Estas aplicaciones contribuyen a reforzar la seguridad y aprovechar al máximo los recursos. Una apuesta segura para cualquier organización que desea aumentar su eficiencia.

Leave a comment